Pintar, dibujar y leer, actividades básicas para los peques
El ocio no tiene por qué estar vinculado con lo espectacular ni con un regalo súper caro. Al revés, si enseñamos a los niños a dar valor a las cosas más pequeñas, sabrán apreciar la magia de poder divertirse solo con actividades tan positivas como pintar, dibujar y leer. Todas ellas igual de importantes. Por ejemplo, leer es necesario para mejorar la comprensión de un texto, para poder enriquecer el vocabulario y para prevenir las faltas de ortografía. Los niños, hoy día, cometen muchas faltas porque se han acostumbrado a escribir con abreviaturas en los mensajes de teléfono móvil.

Por otra parte, dibujar y pintar son actividades complementarias que pueden realizarse de forma individual o en grupo. Por ello, a veces, los niños en clase tienen que realizar un mural sobre una temática en concreto. No se trata de ser un artista y de dibujar a la perfección, cada niño en la medida de sus posibilidades debe intentar superarse a sí mismo, poniendo en práctica la creatividad y también, tomanco ideas de aquello que observa en el entorno.

Además, en relación con pintar un dibujo que el niño ha dibujado, lo cierto es que se trata de una actividad positiva porque el peque aprende a tener una noción más clara del espacio y también, combina cada vez mejor los colores en función de la tonalidad. Puedes regalarle a tu niño material para que pueda disfrutar mucho con esta actividad tan divertida y a la vez, también sencilla.

Ahora que estamos en verano, dibujar, pintar y leer pueden ser actividades básicas para los niños. Deja que elija su libro favorito en la biblioteca. Y también, cuando un niño termine un dibujo, dale el valor necesario, y piensa en qué lugar de la casa podrías ponerlo para que incluso las visitas puedan apreciarlo.