¿Por qué prefieren las golosinas?