Primeros días como mamá: falta de sueño
Los primeros días como mamá, pueden resultar verdaderamente estresantes sobre todo si se es primeriza. Algo que padecerán los primeros días las nuevas madres es la falta de sueño. Seguro que la mayoría no puede dormir más de tres horas seguidas. Debemos tener en cuenta que un niño recién nacido no tiene noción del tiempo y no tienen un horario para descansar por lo que se debe estar preparada si un recién nacido no logra conciliar el sueño durante el día o la noche.

¿Que hacer en estos casos? Lo recomendable es revisar si el lactante tiene frío, mucho calor o bien simplemente debemos cambiarle el pañal. En otras ocasiones se puede deber a un cólico o a las ganas de comer, pero debemos aprender a descartar diferentes posibilidades para asegurarnos de que el bebe esta en buenas condiciones y solo es algo pasajero.

Si en todo caso revisamos el pañal y este se encuentra seco, verificaremos que no tenga un cólico. Después de amamantarlo, si sigue llorando entonces es hora de ver si tiene fiebre o algún otro problema de salud, si esto es así lo mejor es llamar al pediatra o bien a un centro de salud para recibir recomendaciones las cuales seguiremos atentamente pero si después de un tiempo prudencial la temperatura no baja acudiremos directamente al médico.

Cuando terminemos de revisar que todo va bien debemos no acostumbrarlo a nuestros brazos con tanta frecuencia porque esto puede hacer que el bebe, al volver a estar en contacto con su cuna nos extrañe y, terminemos teniéndolo que tener siempre encima.