Problemas con determinados alimentos
Cada padre te contará una forma diferente para dar de comer a los pequeños de la cas esas comidas que tanto odian. Debes escuchar los consejos y aplicar los que tú consideres más oportunos. ¿Crees que es positivo gritar a un niño que no quiere comer un determinado alimento? El niño terminara llorando y la situación se volverá bastante dramática para los dos.

Lo primero que debes hacer al ver que el pequeño tiene determinados problemas con algunos alimentos es plantearte por qué esa comida se ha vuelto en su enemigo. Puede ser por aburrimiento o por que la forma en la que se le obliga a comer no es la más adecuada. Aquí tienes unos consejos que te pueden ayudar:

– Variedad
Imagínate comer el mismo sándwich todos los días durante seis meses ¿no te cansarías? Una repetición constante de comidas puede aburrir al niño. Trata de realizar mezclas de alimentos que le gustan con los que no son de su agrado. Intenta que él forme también parte de la elección del menú. Escucha que es lo que quiere comer.

– Vida saludable a la vez que divertida
Debes conocer las capacidades del niño y amoldarte a ellas. Si, por ejemplo, es diabético, tendrás que pensar en nuevas maneras de hacer que los alimentos sean igual de “divertidos”. Siempre hay alguna manera de incorporar todo lo que los pequeños necesitan para mantener una dieta saludable. Debes intentar que el pescado sea igual de apetecible que la pasta.