Problemas de visión
Cuando los pequeños comienzan el colegio, los padres se preocupan de que vayan bien equipados: lápices de colores, papel, tijeras, pegamento… pero hay algo que si falla puede estropear todo el proceso de aprendizaje del niño; los ojos. Diferentes estudios indican que la visión es el elemento clave (casi el 80%) del proceso de aprendizaje durante los primeros 12 años de un niño. Debes tener presentes una serie de conceptos que te permitirán saber si el niño ve bien o no:

– Visión de cerca
La capacidad de ver con claridad y comodidad a un palmo de distancia.

– Distancia de visión
Capacidad de ver con claridad y comodidad más allá del alcance del brazo.

– La coordinación binocular
Se denomina así a la capacidad de utilizar ambos ojos a la vez.

– Habilidades de movimientos con los ojos
Capacidad para apuntar con precisión con los ojos, moverlos suavemente a través de una página y cambiar de forma rápida y precisa de un objeto a otro.

– Capacidad de enfoque
Mantener los dos ojos enfocados con precisión a la distancia adecuada para ver con claridad y rapidez aunque cambie la luz.

– Sensibilización periférica
Ser consciente de las cosas ubicadas a un lado mientras mira hacia adelante.

– Coordinación ojo-mano
La capacidad de utilizar los ojos y las manos.

Si cualquiera de estas habilidades de visión falla o no funcionan correctamente debes asumir que tendrás que trabajar duro con el pequeño. Estos problemas de visión, pueden producir otros como por ejemplo dolores de cabeza y fatiga. Debes estar alerta a estos síntomas para ver si el pequeño tiene algún problema en el procesamiento visual y llevar lo al médico de inmediato.