Rasgos de una alimentación saludable en la infancia
La infancia es un momento excelente de la vida puesto que los niños, durante esa etapa son sumamente receptivos ante el aprendizaje producido a diferentes niveles. Es decir, el aprendizaje no sólo remite a los contenidos aprendidos en el colegio sino también, a otras cuestiones como por ejemplo, la alimentación. De hecho, los más pequeños deben descubrir las claves de unos hábitos de alimentación saludables para evitar los problemas de sobrepeso que hoy día, afectan a muchos niños.

La Dieta Mediterránea es una fuente de salud, por ello, los más pequeños de la casa deben disfrutar del arte de la buena mesa. Sin embargo, es natural que los pequeños tienen sus preferencias, es decir, es habitual que a los niños no les guste la verdura o el pescado. Por el contrario, sienten debilidad por los dulces o la carne. Ante esta situación, existen algunos consejos prácticos que te pueden ayudar.

Cuando el niño se implica en la cocina y descubre que cocinar puede ser como un juego divertido, entonces, se ilusiona mucho más cuando se encuentra frente al plato. Por ello, durante el fin de semana, cualquier madre o padre puede organizar un plan de tarde en el que elaborar una receta creativa con la ayuda del propio niño. Después, como premio, llega el momento de disfrutar en familia de un menú elaborado con tanto cariño.

Por otra parte, hoy día, ante la dificultad que tienen muchos padres de conciliar el trabajo con el cuidado del hogar, son muchos los niños que se quedan a comer durante la semana en el comedor escolar. En este caso, es aconsejeble que los padres estén informados de los datos del menú semanal que tomará el niño para conocer de cerca su alimentación. Generalmente, aquellos niños que comen en el comedor escolar aprenden antes a comer de todo puesto que, a veces, aquellos niños que comen en casa, consiguen al final sus caprichos porque los padres pueden ser más permisivos.