Recargar energía el fin de semana
Al final, la vida normal es la mejor de todas. Es decir, las vacaciones pueden parecer un paraíso pero la realidad es que a largo plazo sería un aburrimiento total no tener nada que hacer. Por ello, una vez comenzado el curso académico el fin de semana se convierte en ese espacio de bienestar y de libertad para compartir tiempo en familia y para disfrutar del ocio. Es decir, el viernes por la tarde, el sábado y el domingo se pueden aprovechar al máximo para que cuando llegue el lunes los peques tengan un buen sabor de boca en la memoria.

Los fines de semana, los padres deben dedicar la gran parte de su tiempo a estar con sus hijos ya que a lo largo de la semana la conciliación de trabajo y hogar siempre se hace más difícil. Por ello, existen planes sencillos que puedes llevar a cabo. Por ejemplo, aprovechar la programación televisiva y ver una película apta para todos los públicos en familia. También es posible planificar una excursión para entrar en contacto con la naturaleza. Todavía hace muy buen tiempo y merece la pena aprovechar los rayos de sol hasta el último momento porque son una fuente de vida y de energía a nivel vital.

Por supuesto, una buena alimentación también es clave para recargar pilas. Por ello, nada mejor que preparar una receta especial el sábado o el domingo para saborear en familia. El descanso también es fundamental, por tanto, nada mejor que apagar el despertador para dormir durante más tiempo. Bastante esfuerzo hacen los peques de lunes a viernes. El fin de semana es un espacio para apostar por la amistad, los juegos y la creatividad de vivir al margen de las leyes del reloj.

Y es que, entre semana, la presión del tiempo y el agobio de tener que llegar a todo puede causar mucho cansancio. Feliz fin de semana a todos.