Reglas básicas para la creación de hábitos
En líneas generales, pretendemos que sigas estos seis pilares que van encaminados a asentar la formación de hábitos en tus hijos.

Programa previo.
La meta de lograr respuestas que descubran una maduración adecuada también se encuentra en los mecanismos anatómicos y fisiológicos. Por este motivo, tienes que diseñar el hábito concreto que deseas iniciar y conocer bien la edad en que quieres implantarlo.

Regularidad.
Salvo ligeras modificaciones que a veces surgen en el transcurso del día, se hace preciso crear un horario fijo y elevarlo a la categoría de regla permanente. Después, el ritmo y la firmeza en la repetición de “ese hábito” ayudarán a que el niño asimile la importancia de dicha actividad.

Fuente de satisfacción.
Crear una atmósfera ideal que influya en el hábito y suponga una sensación de goce o deleite. Así, tu hijo estará motivado y contará con una mayor predisposición hacia el acto.

Compresión y ecuanimidad.
Hablamos de dos premisas que establecen entre el adulto que inicie el hábito y el niño que ha de practicarlo.

Dicha regla es un complemento obligado al necesario goce y contribuye a la formación del ambiente que debe rodear al niño.

Luz verde a situaciones preorganizadas.
Con el fin de recordar y estimular la ejecución del hábito, se han de procurar palabras o frases… Todo un mundo de alicientes verbales que llegan al oído y consoliden la acción.

El mismo efecto estimulante posee la presencia de útiles adecuados; así, el niño conciliará mejor el sueño cuando se le lleva a su propia cama; comerá mejor cuando se le sitúa en su mesa…

Buen ejemplo.
Los más pequeños tienden a imitar los comportamientos de los adultos. Así que debes ilustrarlos con excelentes ejemplos. De nada sirve que le digas a tu hijo que haga una cosa necesaria si él observa que tú no la pones en marcha.

Poco a poco se van configurando actitudes de la personalidad infantil. Se habituará a ser cooperador, seguro de sí mismo, alegre, si tiene unos padres con estas cualidades, de quienes se siente orgulloso y a los cuales tratará de imitar.