Relación entre padres (hombres) e hijos
Los niños pequeños desarrollan un fuerte apego hacia la madre. Se unen mucho más a ella ya que asocian la comida u otro tipo de necesidades con ella. A medida que los niños empiezan a ser conscientes del género, empiezan a mirar al padre como un modelo a seguir. Las niñas también pueden desarrollar enlaces igualmente profundos con sus padres. A continuación te mostramos algunos de los factores responsables de una unión estrecha entre padres e hijas:

– El primero de su vida
El padre suele ser el primer hombre en la vida de una niña. Las niñas suelen desarrollar su idea de ‘masculinidad’ partiendo de sus padres, y esto influye en la manera en que van a ver a otros hombres.

– Auto-evaluación
Las chicas jóvenes suelen depender de sus madres para ayudarles a formar su definición de “feminidad”. Sin embargo, un padre amoroso es importante para ayudar a una chica joven a desarrollar su autoestima. Su apreciación de ser valorada como una mujer es muy importante durante el desarrollo.

– Seguridad
Los padres proveen a sus hijas un gran sentido de seguridad. Una relación cordial y de confianza con su padre hace que una chica se sienta querida y asegura ya que sentirá firmemente la protección de su padre.

Los bebés y los niños menores de dos años de edad, a menudo, expresan su preferencia por la madre sobre el padre. Sin embargo, esto cambia entre las edades de 2 y 4 años cuando los niños comienzan a ver al padre como su compañero de juegos. Los niños, suelen ver a sus padres como héroes y tratarán de imitar su forma de hablar, vestir y actuar.