Tips para evitar los peligros en la cocina
El hogar, un lugar en apariencia apacible también tiene sus peligros cuando pensamos en niños. Por ejemplo, un niño solo en una cocina puede hacer cosas que son peligrosas para él. Por esta razón, los adultos siempre deben tomar precauciones. Por ejemplo, todos los productos tóxicos de limpieza, los medicamentos y demás productos de este tipo deben estar a una altura a la que el niño no pueda llegar ni siquiera subiéndose a una silla.

Del mismo modo, también es bueno no tener al alcance de los niños material de cocina que puede ser hiriente como por ejemplo, un cuchillo o un tenedor. Por otra parte, debes educar a tus niños de tal forma que deben saber que la cocina no es un lugar para jugar. Para divertirse tienen otros espacios, su habitación o el comedor. Pero la cocina es el lugar en el que se prepara la comida, por ello, existen peligros con el fuego o el horno. De este modo, es mejor que el niño tampoco entre cuando tú estás entre los pucheros. Por otra parte, el suelo siempre debe de estar limpio y seco para evitar que resbale con facilidad.

En algunos casos extremos, existen familias que incluso, colocan un extintor junto a la puerta de la cocina para poder actuar con urgencia en caso de que se produzca algún fuego imprevisto. La realidad es que en caso de que una sartén esté ardiendo nunca debes echarle agua porque la mezcla con el aceite es muy peligrosa.

Incluso, al igual que deberás hacer en otras partes de la casa, también deberás tapar todos los enchufes de la cocina para evitar cualquier peligro. Tener un niño implica tener cien ojos abiertos para prevenir cualquier incidente así que es mejor que te lo tomes con paciencia.