Trastorno del proceso auditivo
El trastorno del proceso auditivo (TDPA) es un deterioro de la capacidad para reconocer y comprender la información auditiva. Los niños este trastorno pueden tener problemas para seguir instrucciones y el tratamiento o la comprensión de la información que escuchan. Entornos con problemas de acústica o ruido de fondo puede aumentar el problema.

Se asocia con problemas de audición y/o problemas cognitivos. Algunos de los síntomas más significativos son: necesidad de subir el sonido de la TV y la radio más fuerte de lo normal, interpretar las palabras literalmente, problemas para comprender una conversación rápida, confundir palabras que suenan parecidas, memorizaciones pobres, tienen que saber quien habla para prestarle la atención necesaria, número excesivo de preguntas, dificultad para seguir indicaciones, distracciones repetidas, problemas para pronunciar palabras y pedir a la gente que repitan constantemente.

Muchos de estos signos son parte normal del desarrollo del niño. Que reconozcas alguno de estos comportamientos en el niño, no significa que él tenga este problema. Sin embargo, si el pequeño presenta más de 4 síntomas de los que te hemos comentado, debes consultar con un experto en problemas de aprendizaje o con su pediatra para que le realicen algunas pruebas para saber que es lo que está pasando.

Algunos de estos comportamientos pueden explicarse debido a un problema en el oído medio. Es importante que recuerdes el mayor número de información posible para que el diagnóstico del pequeño sea mucho más fácil y más acertado. Cuando se conozca el diagnóstico, se debe intentar mejorar la “calidad de vida” del niño, por ejemplo, hay que intentar que se siente en la parte delantera de la clase para que pueda ver siempre a la profesora.