Un niño niño chino de tres años pesa 60 kilos
Existen noticias que se publican cada día en la prensa y no dejan de sorprender a propios y extraños. Así sucede al menos, con una noticia que hemos conocido estos días en relación con la infancia. Un niño chino que tiene 3 años de edad pesa nada más y nada menos que 60 kilos. Los datos por sí mismos ya impactan pero todavía impacta más ver la imagen real de este niño cuyo exceso de peso le causa de forma lógica problemas de agilidad y también, le puede provocar consecuencias en su salud.

Lu Hao tiene un hambre y un apetito voraz. Tanto, que incluso puede llegar a comer tres platos de arroz únicamente en la hora de la cena. Sus enfados son brutales si sus padres no ceden ante los caprichos de este niño tan especial cuyo apetito le ha llevado a una situación muy poco saludable.

Está claro que este niño tiene la capacidad de comer de un adulto. Los padres del niño están concienciados sobre la necesidad de que su hijo baje de peso, es decir, adquiera una dieta adecuada para poder perder los kilos que necesita y sentirse como cualquier otro niño de su edad. Para lograr tal objetivo seguro que necesitan de la ayuda de un médico que pueda indicarles una dieta adecuada y personalizada para este caso en concreto.

Lo cierto es que hoy día, el sobrepeso se ha convertido en un problema social más ante los cambios alimenticios ya que no en todos los hogares se apuesta por la dieta Mediterránea. De hecho, la importancia de la comida rápida aumenta de forma notable en algunos países como Estados Unidos. Esperemos que pronto Lu Hao baje de peso y aprenda a alimentarse de forma adecuada y positiva para estar en forma y sentirse bien consigo mismo.