Utilizar antibióticos para curar a los pequeños de la casa