Vacunas durante el embarazo
Cuando las mujeres estamos embarazadas siempre tenemos muchísima más precaución con las cosas que en cualquier otro momento en el que a lo mejor no le das tanta importancia a cualquier cosa como puede ser tomarte un medicamente o ponerte una vacuna. Me gustaría centrarme en esto último, en las vacunas, ya que si quieres ponerte una y estás embarazada tu médico podrá aconsejarte si puedes o no ponértela.

Hay unas cuentas vacunas que de ser estrictamente necesario sí puedes ponértelas durante el embarazo pero siempre por recomendación médica ya que cuando se hace una vacuna las pruebas se llevan a cabo en animales por no entrar en el riesgo de probar con embarazadas, pero teniendo en cuenta todas sus condiciones el médico podrá decirte si te la puedes poner o si buscáis otra solución. Las vacunas inactivadas son mucho más seguras de las vacunas vivas atenuadas y muchos médicos recomiendan no viajar a según qué países donde sea obligatoria alguna vacuna.

Las únicas vacunas que puedes ponerte durante el embarazo, y siempre bajo control médico, son la de la hepatitis B, la hepatitis A, la polio por inyección, el tétanos, la difteria, el sarampión, la rabia o la encefalitis japonesa. También hay unas cuantas vacunas que se sabe con seguridad que no son seguras en el embarazo, como la de la polio oral, la fiebre tifoidea oral, la fiebre amarilla o la MMR. Éstas últimas no son seguras y pueden causar malformaciones al bebé y afectar a su correcto desarrollo.

Si estás embarazada y te vas a ir de viaje lo mejor es que elijas destinos que no requieran vacunas especiales, ya viajarás a esas zonas cuando hayas dado a luz, lo más importante es la salud del bebé y no conviene ponerla en riesgo. Si estás pensando quedarte embarazada y te falta alguna vacuna como la del tétanos o la rubeola, consulta con tu médico para ponértelas antes de concebir.