Vinilos para habitaciones infantiles
Elegir un vinilo bonito y llamativo para decorar la habitación del niño se presenta como una opción actual y asequible económicamente. Los vinilos han sido diseñados para adaptarse a las necesidades de los cuartos de los niños.

Ya no hace falta empapelar las paredes para ofrecer dibujos y trazados característicos. Recurrir a los vinilos decorativos es ideal porque éstos quedan perfectos sobre fondo blanco, o si lo prefieres también puedes pintar las paredes de tu color favorito.

Existen muchas referencias, cada una de ellas va dirigida a un público concreto que se determina en función de la edad… Tienes desde los stickers para los más pequeños, con aire romántico, bucólico y colores bastante suaves, hasta los vinilos Lile Pouce de la empresa francesa constituida en el año 2007.

Una de las ventajas de esta forma de “vestir una habitación” es que los decorados se pueden cambiar en cualquier momento sin dejar marca, lo que posibilita personalizar un cuarto “en un abrir y cerrar de ojos”.

Ya puedes ir pensando en la forma, color y tamaño de tu vinilo y pegatina. Cuentas con la posibilidad de hacerlas tú mismo o comprarlas hechas.

Aquí encontrarás espacios específicos para adquirir los stickers: Vertbaudet, Blik, Cutitout, Etic Etac, Caselio, Flor4u, Modernmini.

Creaciones sorprendentes corren de la mano de Xuxulanstrum, una empresa formada por diseñadoras catalanas que ha lanzado una línea de autoadhesivos infantiles. Los cuentos infantiles son su fuente de inspiración: hadas, piratas, princesas y dragones son los protagonistas. Los diseños parecen cobrar vida, son muy cálidos, preciosos y únicos. Una de sus peculiaridades es que se puede elegir el color del vinilo que mejor combine con las paredes de la habitación.

Por otro lado, los diseños del estudio francés E-glue estimulan la imaginación de tus hijos… Y es que cualquier temática encaja a la perfección: Locomotoras, caballos con alas, perros, extraterrestres, conejos, monos, etc.